23 semanas de embarazo

Alrededor de esta semana, el bebé alcanzará el medio kilo de peso, y los 30 centímetros de longitud, de cabeza a pies. Esto se pone interesante porque la mamá embarazada puede hablarle y éste escucharle, contarle sus ganas de traerle al mundo y mimarlo más que a nadie… ¡Qué bonito! Por otro lado, la madre podría experimentar diferentes síntomas, dolores o molestias importantes de identificar. ¿Quieres conocerlos? Te lo explicamos todo en este artículo de las 23 semanas de embarazo.

¿Cuál es la posición del bebé y su desarrollo fetal la 23ª semana de embarazada?

23 semanas de embarazo

Imagen del desarrollo fetal a las 23 semanas.

El bebé ha pasado la barrera de los 500 g de eso… ¡qué grande se está haciendo! Equivale a un calabacín grande, y con sus casi 30 centímetros de estatura, seguramente notes sus patadas en la barriga y sus movimientos, al igual que él te sentirá a ti. Ya puede oler, percibir sabores y escuchar, muy recomendable que le hables constantemente, le des mimos a tu panza y que su papá te cuente cosas para que le conozca a él también. ¡Incluso si bailas se divertirá!

La piel del feto, recubierta de lanugo (vello) y vérnix caseoso, sigue arrugada hasta que crezca más. Tiene un color cercan al rosa hasta que la melanina se ponga en marcha semanas más adelante. Los órganos ya no se ven como al principio del embarazo, pero las venas se aprecian perfectamente, de hecho, son las que le confieren ese color característico en el segundo trimestre.

Unos de los órganos en desarrollo la semana 23 son los pulmones. Aún no se han gestado por completo. Las arterias y las venas que forman parte del aparato circulatorio se ramifican para recoger el oxígeno en los alvéolos, que también se están formando. Son órganos tardíos, y la razón de problemas respiratorios en los bebés que nacen antes de tiempo. De hecho, hay madres que dan a luz esta semana, y la supervivencia del bebé es extremadamente complicada, aunque no imposible.

Ahora traga mucho más líquido amniótico para adaptar su sistema digestivo a cuando tenga que amamantar de tus pechos. Los riñones se encargan de generar su propia orina.

¿Sabías que esta semana el bebé se echa bastantes siestas y cuando se despierta se despereza estirando sus bracitos y piernitas? ¡Qué mono! Y su posición aún no se ha preparado para el parto.

¿Cuántos meses son?

Este periodo de tiempo equivale a alrededor de 5 meses y medio de gestación en el vientre materno. Te agradeceremos que nos cuentes tus experiencias sobre si estás viviendo un embarazo gemelar, si vas a tener mellizos, cómo de intensas son las contracciones, si el bebé se mueve poco o mucho, etc.

¿Cuáles son los síntomas de la madre a las 23 semanas de embarazo?

ecografia 23 semanas

Foto de una ecografía. El vídeo lo encontrarás al final del artículo.

Si al principio sentías mareos y dolores típicos del primer trimestre del embarazo, esta semana deberían haberse disipado completamente. No obstante, hay madres que preservan todos los síntomas a lo largo de nueve meses, y las alteraciones hormonales persisten provocando todo tipo de molestias.

Más síntomas que se suelen presenciar estos días son:

  • Piernas y tobillos hinchados. También ocurre en los pies y se conoce como edema. La retención de líquidos en determinadas zonas del cuerpo provocan esas molestias causando un aspecto un tanto desagradable. La composición sanguínea se altera dando lugar a este síntoma del embarazo.
  • Dolor de espalda y calambres en las piernas, como consecuencia del crecimiento del útero, del aumento de peso del bebé y el tuyo mismo. La mejor forma de solucionar esto es mediante el yoga y caminando varias veces al día.
  • Ambos síntomas se calman después del parto, ya que tu cuerpo se libera de una carga importante y volverá a la normalidad.
  • Ir al baño a orinar con más frecuencia, ya que la vejiga tiene menos espacio por el ensanchamiento del útero para almacenar la orina.
  • Estreñimiento, dificultar para hacer de vientre.
  • Dolor y sangrado en las encías. Recuerda que ahora hay más sangre corriendo por tus venas, también en la boca. Por tanto, las encías se pueden hinchar, reblandecer y sangrar, dando lugar a la gingivitis de las embarazadas. Utiliza una pasta de dientes para encías sensibles y no olvides cepillarte después de cada comida para prevenir infecciones. Así, protegerás tus huesos, los dientes permanecerán sanos y todo fluirá perfectamente. Si ves que el problema persiste, visita a tu dentista cuanto antes para evitar complicaciones más severas, como una periodontitis.

Más cuidados y consejos

Es normal que alguna semana te entren miedos e inquietudes sobre el estado del bebé. No te alarmes y conversa con tu pareja. Incluso si l necesitas, tómate un fin de semana sabático en el SPA o en el monte. Liberar la mente vendrá bien a ambos.

Para sentirte con energía plena y vitalidad, es imprescindible alimentarse correctamente. No caigas en la trampa de los antojos constantes y, por supuesto, evita a toda costa el alcohol y el tabaco. Toma el café descafeinado y el té sin teína.

24 semanas de embarazo >

< Semana 22

Relacionado:

Imágenes cortesía de pregnancycorner.com y pregmed.org. Si te ha resultado interesante este artículo sobre las 23 semanas de embarazo, a continuación te invitamos a leer otros similares en la categoría de embarazo semana a semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*