35 semanas de embarazo

¡Ya no queda nada para el parto! Estos 8 meses como embarazada se han pasado volando, ¿verdad? El bebé ha adquirido proporciones considerables y ocupa casi todo el volumen del útero. Puedes sentir sus movimientos y las contracciones del tejido muscular uterino. La madre notará algunos efectos relacionados con la presión que éste ejerce sobre algunos de sus órganos. ¿Quieres conocer los síntomas? Te los explicamos en este artículo sobre las 35 semanas de embarazo.

¿Cuánto pesa el bebé y cómo está la 35ª semana de embarazada?

35 semanas de embarazo

Imagen del feto en el vientre a las 35 semanas.

El bebé pesa casi 2400 gramos, ¡que se dice pronto! Su estatura se ha frenado un poco y se quedará entre los 45 y los 50 centímetros, aproximadamente. ¡Esta semana es más grande que una sandía!

El útero se le empieza a quedar pequeño, por eso disminuye la cantidad de líquido amniótico en su interior. A veces, ocurre algo curioso: con una mano o la pierna empuja tu panza hacia fuera. Lógicamente, no puede moverse de la misma forma que cuando era pequeño, no obstante, su actividad no será menor y seguirás notando sus pataditas en el vientre. En el caso de que le sientas menos a las semanas anteriores, visita al ginecólogo y explícale lo ocurrido.

Aunque la totalidad de sus órganos se han desarrollado, algunos están comenzando a funcionar estos días del embarazo. Un ejemplo es el hígado. En cambio, los riñones y el corazón llevan activos desde las primeras semanas. En el tiempo que le queda dentro del útero, lo único que hará es subir su peso, acumular tejido graso para sobrevivir del parto.

Conforme pasa el tiempo, al feto le crecen el pelo y las uñas. Abre y cierra sus ojitos y escucha con atención todo lo que le rodea. ¡Está deseando conoceros! Si el papá le ha ido hablando a la barriga, el bebé reconocerá su voz cuando nazca. Si aún no lo ha hecho, es el momento perfecto, además, es muy bonito.

Si es un embarazo gemelar, de trillizos o mellizos, tu vientre estará más grande que nunca. Y en un mes y poco, estarán viviendo contigo. ¿Ya les has comprado la ropita?

¿Cuántos meses son?

Estás a punto de entrar en los 8 meses de gestación, puesto que llevas un tiempo que equivale a 7 meses y 3 semanas. Nos encantaría que nos cuentes cómo son tus contracciones, cómo notas los movimientos del bebé cuánto pesa y su talla, así como los resultados de las ecografías y otras pruebas. ¡Es la mejor forma de que todas las madres colaboréis entre todas! Esperamos tus experiencias en los comentarios.

Síntomas y contracciones tras 35 semanas de embarazo

35 semanas peso del feto

Foto de la mamá embarazada. También puedes ver el vídeo que te hemos dejado al final del artículo.

El útero se ha agrandado aún más para albergar al bebé en su interior, y se extiende hasta casi las costillas. Es decir, ha multiplicado su tamaño por más de 10. Dependiendo de tu postura, es probable sentir que la barriga te va a estallar porque el niño ya no cabe en su interior. Y, por esa misma razón,, el resto de órganos en tu organismo han quedado algo aplastados, produciendo varios síntomas:

  • Fatiga, dificultades para respirar por la presión que el útero produce sobre los pulmones y diafragma.
  • Mayor actividad urinaria, ya que la vejiga también se ha visto afectada con su engrosamiento.
  • Estreñimiento. El intestino grueso ha sido el otro afectado. Al comprimirse, se complica la salida de heces, también se ralentiza todo el proceso digestivo. Esto quiere decir que tu cuerpo absorberá más agua y los desechos, al estar más deshidratados, serán más complicados de eliminar en el embarazo.
  • Acidez.

El ginecólogo va a estar más encima de la mamá que en toda la gestación. Podría llamarte a revisión cada 7 días para realizar controles rutinarios, como las contracciones de Braxton Hicks para asegurar que no tendrá lugar un parto prematuro, o los movimientos del feto en el vientre, con el fin de controlar sus constantes vitales. Otras pruebas que se llevan a cabo son para prevenir infecciones en su nacimiento. Esto se controlará hasta la semana 37-38. No duele en absoluto, simplemente cogen una muestra de tu fluido vaginal con una especie de bastoncillo.

Uno de los microorganismos en el que el médico pone más atención, es en el estreptococo B. ¿Por qué? Porque, a pesar de que en adultos no produce síntomas severos, para el bebé podría ser letal y es necesario tener limpio el canal vaginal durante el parto. Se hace mucho hincapié porque la bacteria se encuentra presente con frecuencia en las mujeres. El tratamiento es fácil, con antibióticos que se administran vía intravenosa durante el nacimiento.

Otros de los síntomas que ocurren en la semana 35 y alrededores, es un cambio en la forma que tienes de caminar. Conforme se acerca el momento de parir y traerle al mundo, algunas zonas de tu cuerpo se ensanchan más como la pelvis, así se dejará paso al bebé.Por ello, la forma en que camines cambiará tanto, puede que sientas cómo te caes o que te balanceas demasiado.

Finalmente, algo que notarás a partir de ahora es el encajamiento, es decir, el feto se va situando poco ca poco en la zona pélvica. ¡Se está preparando para nacer!

Consejos y cuidados maternos previos al parto

Ahora sí que sí: has entrado en la recta final de tu embarazo y debes cuidarte mejor que nunca para seguir dando a tu bebé la salud que se merece. Si en los dos primeros trimestres hiciste el ejercicio que te recomendamos (caminar 30 minutos al día), estas semanas podrías seguir con el deporte un poco más. Sin embargo, si has llevado una vida sedentaria, te costará por los dolores musculares y de espalda.

Por otra parte, la alimentación para el desarrollo fetal es esencial, así como dejar de lado sustancias nocivas (véase cafeína, alcohol, tabaco…). Estamos seguros de qeu has sido una mamá responsable y todo marcha bien por tu vientre.

36 semanas de embarazo >

< Semana 34

Relacionado:

Imágenes de huggies.com.au y bump-to-baby.com. Si te ha resultado útil este artículo sobre las 35 semanas de embarazo, a continuación te sugerimos leer el resto en nuestra sección de embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*