37 semanas de embarazo

¡Ya van 37! Falta muy poco para el momento del parto, para conocer a tu niño o niña. El bebé se mueve tanto que incluso podría causarte pequeñas molestias… ¡pero no desistas! Si le has cuidado bien estos 8 meses y medio, estará muy feliz en tu panza. Adicionalmente, esta semana puede complicarse un poco para la mamá con la intensificación de algunos síntomas y contracciones. En este artículo te los detallamos paso a paso para que sepas cómo serán las 37 semanas de embarazo.

¿Cuál es el peso del bebé y cómo está esta semana?

37 semanas de embarazo

Imagen del feto en la semana 37.

¡Al fin! Tu bebé ha alcanzado los 3 kg de peso, ideal para nacer en cualquier momento. SU estatura ronda el medio metro en total, es decir, su tamaño se ha incrementado mucho todas estas semanas.

Ya no queda casi nada de embarazo, y tu ginecólogo estará pendiente de ti por si rompes aguas. No obstante, el bebé sigue desarrollando algunos de sus órganos como los pulmones, y el sistema nervioso. El cerebro madurará un poco más para coordinar todos sus movimientos.

Aún es pronto para saber si tu hijo nacerá por cesárea. Normalmente, se suele indicar en la semana 39, pero siempre puede darse la excepción, en cuyo caso te daría la noticia adelantada. Suele ocurrir cuando se prevén complicaciones del parto, o si la madre tiene preeclampsia. Nadie mejor que tu ginecólogo elegirá la fecha adecuada para el fin del embarazo.

El cabello es uno de los que más ha crecido en el tercer trimestre; es posible que a tu bebé le haya crecido una buena melena y te extrañe al verlo en el nacimiento, especialmente si no tiene las mismas características. A veces, tiene el pelo muy liso y después se le riza, o viceversa. También cambia de color en su primer año de vida. Es muy gracioso ver a dos padres con el pelo castaño y que el niño salga completamente rubio, lo mismo ocurre al revés. Finalmente, muchos bebés nacen sin pelo o con un vello muy débil. ¡Qué monada!

Seguramente, no pares de notar sus movimientos esta semana, sobre todo por las noches cuando tu cuerpo se encuentra en reposo y él se despierta. Sus pataditas cariñosas podrían incluso marcarse en la barriga, porque ocupa prácticamente todo el útero. Traga el poco líquido amniótico y en su interior genera el meconio, la primera sustancia que excretará tras el nacimiento.

Habla con él, está más atento a tus palabras que en meses anteriores, explícale cómo será su vida y lo primero que haréis juntos. Dile a su papá que le cante una canción todos los días, así reconocerá su voz igual que la tuya. ¡Qué poco queda para conoceros!

¿Cuántos meses son?

El tiempo transcurrido equivale a 8 meses y 1 semana. Nos encantará que cuentes todas tus experiencias en los comentarios, sobre cómo sientes las contracciones, los síntomas y molestias, cuál es el peso del bebé, si tienes algún flujo blanco, cólicos, etc., y los remedios que empleas para solucionarlo. ¡Muchas mamás están deseando conocer tu situación y aprender de ella!

Síntomas y contracciones de la madre tras 37 semanas de embarazo

37 semanas dolores

A lo largo de la semana, probablemente acuses el aumento de peso y la carga soportada con mucho cansancio. Además, te costará conciliar el sueño. Los médicos advierten la necesidad de llevar una vida desenfadada y feliz el tercer trimestre del embarazo ara dormir mejor, y seguir consejos como acostarte apoyándote sobre tu lado izquierdo, ya que es la mejor manera de no perjudicar la columna vertebral ni la vena cva, situada ligeramente a su derecha. Así, se disminuyen los mareos, las náuseas y la fatiga.

Pero hay más síntomas que podrás experimentar en el tramo final del embarazo.

  • Las famosas contracciones de Braxton Hicks, que ocurren en el tejido muscular del útero.
  • Conforme avancen las semanas, se harán notar más y aumentará la incomodidad. De hecho, a veces son tan pronunciadas que piensas en un parto inminente. Si caen algunas gotas de líquido amniótico por la vagina, no dudes en llamar inmediatamente al doctor que te atenderá en el nacimiento, así como si las contracciones son seguidas y frecuentes durante varias horas. Avísale también si secretas sangre, o si padeces hemorragia.
  • Estreñimiento. Estos días, el útero presiona tanto al intestino grueso que a lo mejor no puedes ni hacer de vientre. Bebe agua para intentar reblandecer las heces, siéntate y relájate para facilitar su expulsión.
  • Gases. El ano se encuentra abierto y los gases tienen más facilidad para salir en muchas madres embarazadas. ¡Cosas de la maternidad!
  • Menos antojos. El útero también aprieta el estómago y ya no tienes tantas ganas de comer como sucedía en las semanas del segundo trimestre.
  • Dolores menstruales, en la pelvis y las ingles, así como cólicos.
  • Cambios anímicos. Las hormonas te pueden jugar una mala pasada e influir en tu personalidad estos últimos días.
  • Posible diarrea.
  • Un síntoma poco frecuente pero peligroso se asocia a la preeclampsia. El ginecólogo realizará pruebas para comprobar que la mamá no la padece y no pone en riesgo su salud ni la del feto. Visitarás al médico cada 7 días, en los que comprobará que no tienes la cara ni tus manos demasiado hinchadas, analizará la composición de tu orina y estudiará la tensión arterial.

Consejos y cuidados adicionales antes del parto

Lo mejor que puedes hacer los días previos a la maternidad es descansar mucho, comer bien y apoyarte en tu pareja siempre que lo necesites. Dentro de poco cogerás la baja por maternidad, pero hasta entonces no puedes dejar que el estés te impida dormir por las noches. Pregunta a tu médico todas las dudas que te surjan, una muy frecuente es: “¿Ya puede nacer mi bebé?”.

No cojas ni un solo cigarrillo, no bebas cerveza, cubatas ni vino. No tomes cafés con cafeína. Tu bebé sigue dentro de ti, incluso en la lactancia se alimentará de tu leche. ¡Cuídale como se merece!

38 semanas de embarazo >

< Semana 36

Relacionado:

Imágenes cortesía de huggies.com.au. Se te ha sido útil este artículo sobre las 37 semanas de embarazo, a continuación te invitamos a leer muchos más relacionados en la sección de embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*