39 semanas de embarazo

Ésta puede que sea la última semana como mujer embarazada… ¡y te conviertas en mamá! ¿Qué sientes al estar a punto de ser madre? Las contracciones son más intensas, y en cualquier momento puedes romper aguas para que empiece el parto. Además, es probable que manifiestes un síntoma contradictorio: exceso de energía. ¿Quieres saber por qué? ¿Te gustaría conocer cómo saber si vas a entrar en el momento del parto? En este artículo sobre las 39 semanas de embarazo te revelamos todos los detalles.

¿Se mueve mucho el bebé? ¿Cómo está la 39ª semana de embarazada?

39 semanas de embarazo

El bebé podría nacer en cualquier momento, ¡qué emoción! Estos días engordará de la misma forma que semanas anteriores, el tejido adiposo aumentará su grosor para protegerle del cambio de temperatura tras el parto. Es más largo que un melón grande, su peso rondará los 2800-3300 gramos y medirá más de medio metro. Por genética, los niños suelen ser un poco más grandes que las niñas.

Los pulmones ya están listos para respirar, y conforme aumente su volumen, la piel se estirará y no tendrá las características arrugas del segundo trimestre del embarazo. La semana 39 ocupa prácticamente el útero entero, sin embargo, su actividad en el vientre materno no tiene por qué disminuir. Si esto ocurre, avisa a tu ginecólogo para que haga las comprobaciones pertinentes.

Sus patadas seguramente sean frecuentes, notes cómo tu panza dura se estira por los movimientos del feto. Además, os escucha tanto a ti como a su papá siempre que conversáis. Está feliz de teneros cerca y que acariciéis la barriga de vez en cuando. Son signos de cariño que tanto uno como otro agradecerán.

Aunque el líquido amniótico escasea por la semana 39, el bebé sigue tragando y formando meconio. El vérnix caseoso comienza a disminuir, pero aún quedará en el momento del parto para hacer de lubricante. El lanugo que recubría todo su cuerpecito se está separando y el pelo de la cabeza no para de crecer, al igual que las uñas.

¡Y no duda en abrir y cerrar los ojos constantemente! Su color aún no se ha determinado, pues a pesar de que ahora los iris tengan un pigmento, éste puede variar en los primeros meses o años de vida. Lo mismo sucede con el color de su pelo.

¿Cuántos meses son?

El periodo de tiempo que llevas de gestación equivale a 8 meses y 3 semanas aproximadamente. ¿Tienes síntomas de parto y contracciones intensas o sin dolor? ¿Tal vez panza dura? ¿Cuál es el peso del bebé y sus movimientos? Deja tus experiencias en los comentarios para que otras madres primerizas puedan informarse de primera mano. ¡Ellas te lo agradecerán!

Contracciones del útero y síntomas de parto a las 39 semanas de embarazo

39 semanas barriga

Estas semanas es probable que debas visitar al médico cada 7 días. Así, controlará que el embarazo vaya según lo previsto, que el bebé haya crecido, pese lo necesario para nacer, y que su posición sea la adecuada para el parto, con la cabecita hacia abajo. En adición, se fijará en la frecuencia de las contracciones, en el goteo de líquido amniótico y otros aspectos para estimar una fecha de nacimiento.

El ginecólogo suele examinar el canal vaginal y parte del útero para comprobar si ya se ha dilatado. ¿nacerá en la fecha que te dijo meses atrás? En el caso de que pasen las 40 semanas y no hayas dado a luz, él decidirá si conviene hacer una cesárea o intervenir para forzar el parto. Pero no te pongas nerviosa, ¡seguro que estás en buenas manos! Para tomar una decisión, realizará análisis, una ecografía o un ultrasonido.

Respecto a las contracciones y a romper aguas, si piensas que te ocurrirá en medio de un centro comercial, darás a luz allí y eso te da vergüenza, debes tranquilizarte porque la mayoría de veces que rompes aguas, que el saco amniótico se rompe, no se entra en parto inmediatamente. Es algo que ocurre en contadas ocasiones. Aún así, no te olvides de avisar al ginecólogo y acudir al hospital lo más pronto posible para que la dilatación no tenga lugar a mitad de camino.

¿Cómo sé que estoy de parto?

  • Si notas cómo un flujo vaginal mayor del habitual sale cuando vas al baño. Podría acompañarse de un ligero sangrado. Si únicamente es sangre podría haber una hemorragia en tu vagina, por tanto, debes avisar al médico rápidamente.
  • Tus contracciones ocurren siguiendo un ritmo durante varias horas, y cada vez son más frecuentes y regulares, normalmente entre 5 minutos.
  • Si rompes aguas, ¡no queda mucho!

Además, algunos síntomas podrían tener lugar:

  • Dolor de cabeza, espalda y en la pelvis.
  • Dolor menstrual o de regla.
  • Piernas y pies hinchados.
  • Manos hinchadas, en cuyo caso podría ser signo de preeclampsia. Es una enfermedad grave que debes avisar al doctor. Él hará más pruebas como un análisis de orina, para comprobar la concentración proteica, y un examen de presión arterial.
  • Estreñimiento, ganas de orinar.
  • Mareos y náuseas.
  • Exceso de energía. Probablemente, tengas ganas de hacer muchas tareas en lugar de sentirte cansada. Especialmente, lo querrás ordenar todo para la llegada del bebé, como haría un pájaro con su nido, es un instinto maternal que también se encuentra en el ser humano.

Consejos útiles y cuidados para la madre

Intenta guardar reposo si ya te han concedido la baja por maternidad. No te alejes mucho del hospital donde darás a luz, y sobre todo no te preocupes, ¡todo va a salir bien! No queda más de una semana para finalizar el embarazo y comenzar la maternidad; el bebé estará en tus brazos en menos de lo que esperas.

40 semanas de embarazo >

< Semana 38

Relacionado:

Imágenes de parents.com y purelytwins.com. Si te ha resultado útil este artículo sobre las 39 semanas de embrazo, a continuación te sugerimos que leas otros similares en la sección de embarazo semana a semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*