El aceite de árbol de té tiene numerosos beneficios para el acné, los hongos, candidiasis o los piojos. Se ha empleado durante siglos por todas sus propiedades medicinales. Hoy en día, a pesar de que no es el más popular de todos (el de oliva, argán o aloe vera le superan), se ha ganado un merecido hueco dentro del cuidado personal y la salud. Sin embargo, hay algunas contraindicaciones importantes a tener en cuenta para que no padezcas efectos secundarios.

Por tanto, en este artículo queremos contártelo todo sobre para qué sirve el aceite de árbol de té, cómo aplicarlo, el proceso por el cual se obtiene, todas sus contraindicaciones, un poco de información sobre la planta y, finalmente, algunos consejos sobre dónde comprar este potente extracto oleoso.

¿Para qué sirve el aceite de árbol de té?

Hay que destacar que la mayoría de las demostraciones que se han realizado con este principio activo se han llevado a cabo en animales. En humanos, artículos como éste que demuestran su efectividad con certeza son algo escasos, a pesar de que se sabe que el árbol de té se ha empleado durante siglos (y con éxito) para tratar infecciones, como antimicrobiano y antiséptico o como remedio para los piojos.

aceite arbol de te con propiedades antifungicas y antimicrobianas

Haz clic para ampliar la imagen.

De un modo más específico, éstas son las principales propiedades del aceite de árbol del té:

  • Es antimicrobiano. Combate todo tipo de microorganismos, ya sean bacterias u hongos. Por eso es un remedio natural famoso en la infección del pie de atleta.
  • Se emplea como antiviral en casos de constipados y catarros, gripes o dolores de garganta y otitis.
  • En dermatología. algunos especialistas, al igual que ocurre con el argán, lo recomiendan para tratar los granitos del acné leve, pero también en eczemas o dermatitis. Antes de usarlo, consulta a tu médico.
  • Cicatrizante. Como la rosa de mosqueta, el aceite de árbol de té favorece la cicatrización de heridas, ayudando también en su desinfección. Nunca se debe aplicar sobre una herida abierta, ya que no puede entrar en la circulación bajo ningún concepto, sino alrededor.

> Conócelo todo sobre la rosa de mosqueta aquí <

  • En verrugas. Interesante aplicación que podría reducir su tamaño a largo plazo.
  • Antimicótico. como ya se ha comentado, es muy efectivo para combatir infecciones causadas por hongos, tales como el pie de atleta o la candidiasis.
  • Regula la producción de sebo. Este aceite de té contribuye a mantener la hidratación natural del cutis y el cabello, sobre todo en pieles secas y muy secas. No es recomendable para pieles y pelos demasiado grasos.
  • Efectivo en tratamientos contra los piojos.
  • Algunos amos lo utilizan en sus animales para eliminar las garrapatas o las pulgas.

¿Cómo se aplica el aceite esencial de árbol del té?

Existen diversos modos de uso del aceite de árbol de té. A continuación puedes verlas detalladamente.

  • Directamente sobre la piel. Es el método más común. Simplemente hay que depositar unas gotas del aceite esencial sobre las yemas de los dedos índice y corazón, y masajear realizando pequeños movimientos circulares hasta su completa penetración. En ningún caso puede entrar en contacto con heridas abiertas. El tratamiento se puede llevar a cabo tanto sobre la cara como en el cabello.
  • Haciendo gárgaras. Cuando hay dolor de garganta, como se hace con el limón con miel, preparar aceite de árbol del té para remediar una posible infección en la faringe. No ingerir.
  • Para tratar el acné. Sobre una piel limpia, depositar una gota de aceite puro en cada granito y dar pequeños golpecitos hasta su absorción completa. Es un uso similar al aceite de onagra.

> Descubre aquí las propiedades del aceite de onagra <

  • Para reducir las verrugas. En este caso, conviene combinarlo con otros activos naturales como la esencia de limón. Hacer el tratamiento cada noche unos minutos antes de irse a dormir, hasta que la verruga desaparezca por completo.
  • Para el pie de atleta, en vez de aplicarlo directamente, un remedio efectivo resulta de remojar los pies en agua a la que previamente se le ha añadido unas gotas de aceite de árbol de té y aceite de pomelo.
  • Para los piojos y liendres. Antes de la ducha, añade un poco del aceite y distribúyelo bien por el cabello. Dejar actuar media hora. Después retíralo bien con tu champú habitual para que el pelo no te quede graso.
  • Para masaje corporal. Una mezcla ideal resulta de un complejo de aceites con árbol de té y almendras dulces, que cuida las pieles más sensibles. Añadir tocoferol para proporcionar un efecto antioxidante y conservante natural.
  • Para las uñas.

¿Cómo se obtiene este aceite?

Actualmente, su extracción se lleva a cabo mediante procesos industriales muy cuidados para mantener sus propiedades esenciales.

El método principal es la extracción a través de la destilación al vapor, con alambiques. De esta forma consigue separar el aceite de árbol del té puro de las demás impurezas.

El rendimiento de la obtención es bastante bajo: unos 9 litros de aceite puro por cada 1000 Kg de árbol de té recolectado.

¿Cuáles son sus contraindicaciones?

Como cualquier otro extracto oleoso medicinal, debes conocer todas sus contraindicaciones y algunos efectos secundarios probables. Antes que nada, esto es informativo y no pretende sustituir al consejo médico profesional. Si tienes cualquier otra duda visita a tu médico de cabecera. A continuación puedes ver algunos efectos adversos.

  • Reacciones alérgicas. Si normalmente padeces alergia a plantas o vegetales, probablemente puedas desarrollar reacciones histamínicas, sobre todo si pertenecen a la familia de los arrayanes.
  • Pequeñas irritaciones por uso tópico. Para evitarlo, dilúyelo en otros aceites como el de jojoba o coco. Si tienes la piel muy sensible, hazlo en aceite de almendras dulces.
  • En cuanto al uso interno del árbol del té, no lo ingieras bajo ningún concepto. Hay quienes preparan soluciones para la halitosis, pero no es recomendado, mejor tómate un chicle de menta.

Información sobre el árbol de té o Melaleuca alternifolia

El árbol de té siempre ha sido una especie silvestre de la que el ser humano ha obtenido grandes beneficios por las propiedades ya mencionadas.

Flores blancas y hojas del árbol de té

Haz clic para ampliar la imagen.

Antes de su domesticación y cultivo, crecía sobre terrenos principalmente pantanosos, acompañados de una fauna típica de un clima tropical. Una fauna peligrosa que dificultaba la recolección del aceite y la cosecha de las hojas.

La especie Melaleuca alternifolia crece en otros terrenos más fáciles de trabajar, por lo que las tareas de recolección han sido más sencillas. Este árbol es endémico de Australia. Puede llegar a medir 10 metros de altura y sus finas hojas acompañadas de unas flores blanquecinas lo hacen un ser vivo realmente elegante.

¿Dónde comprar?

Si te preguntas dónde se consigue, puedes encontrarlo en herbolarios y farmacias, a precios competitivos. Acércate a tu establecimiento de confianza y pregunta a un experto sobre el aceite que más te conviene.

Artículos relacionados:

Si te ha resultado interesante este artículo sobre el aceite de árbol de té, a continuación te recomiendo que visites la sección de belleza.