Aceite de oliva – Propiedades y beneficios

El aceite de oliva es el más saludable de todos los que existen, por encima del de girasol. Tiene propiedades muy interesantes para la salud cardiovascular, forma parte de la dieta mediterránea y, además, sus cualidades cosméticas lo hacen apropiado en el cuidado del cabello y la piel.

Son muchos los estudios científicos los que han completado el valor nutricional y los beneficios del aceite de oliva. Se sabe que incorporándolo a la alimentación se reduce la probabilidad de sufrir ataques del corazón y aterosclerosis. En este artículo profundizaremos acerca de cada propiedad, aplicación y uso de un extracto oleoso considerado como el “oro líquido de occidente”. Sigue leyendo para conocer más información.

¿Cuáles son los beneficios del aceite de oliva y para qué sirve?

aceite de oliva pelo cara

Imagen de liveoilexplorer.com.

En esta lista enumeramos todas sus cualidades.

  • Promueve la digestión y disminuye la acidez estomacal, previniendo el malestar de algunas afecciones gastrointestinales.
  • Reduce el estreñimiento. El aceite de oliva es laxante, además de que favorece la absorción de nutrientes en las microvellosidades del intestino delgado.
  • Menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Una propiedad muy importante es su óptima concentración de ácidos grasos esenciales, como el ácido linolénico, linoleico y oleico, que regulan el colesterol, aumentando los niveles de HDL y disminuyen el LDL. También protege los vasos sanguíneos y controla la presión arterial.
  • Se previene la diabetes de tipo 2. Cuando tienes sobrepeso, las probabilidades de tener diabetes mellitus aumentan. Esto en parte se debe al exceso del consumo de grasas saturadas. El aceite de oliva virgen extra, rico en grasas saludables, combate este factor de riesgo y por eso es tan recomendado en la dieta mediterránea. Un buen nutricionista siempre te lo aconsejará para tu alimentación, aparte de otras indicaciones según tu caso.

Es antioxidante

oliva propiedades

La presencia de vitaminas E y C en la oliva convierten a su aceite en un potente antioxidante, que neutraliza los radicales libres causantes del estrés celular y el envejecimiento prematuro. También es rico en compuestos fenólicos, cuyos beneficios se están descubriendo en la actualidad.

Eleva la esperanza de vida. En general, unos buenos hábitos te permiten vivir más y mejor. Este aceite se encuentra en la lista de alimentos a consumir para aumentar la longevidad de las personas. En la costa mediterránea se padece menos cáncer de mama que en otras regiones europeas, según revelan algunos artículos científicos.

En el cabello y la piel

El aceite de oliva se puede aplicar externamente para cuidar el pelo y la piel. En el cabello, aporta fortaleza, lo desencrespa, revitaliza los folículos pilosos y las fibras capilares. Las mujeres suelen elaborar mascarillas caseras que hidratan el cuero cabelludo, y también luchan contra la alopecia con tratamientos semanales.

Por su parte, muchos cosméticos integran la oliva en su composición para reducir las arrugas y otros signos de la edad, ya que hidrata en profundidad y aporta ácidos grasos monoinsaturado. Sobre este apartado ya hablamos en otro artículo.

> Conoce más sobre el aceite de oliva para la cara y el cabello <

Para los huesos

Su contenido en minerales es esencial para el desarrollo de los huesos y un crecimiento fuerte. Los niños deben comer este aceite virgen crudo prácticamente a diario porque les ayudará a crecer, pero también en los adultos para retener el calcio correctamente y no caer en algunas enfermedades como la osteoporosis, que forma agujeros en los huesos.

Información nutricional de este aceite virgen

El aceite extraído de la aceituna se caracteriza principalmente por la presencia de ácidos grasos insaturados, poliinsaturados y monoinsaturados. Contiene:

  • Grasas poliinsaturadas.
  • Grasas monoinsaturadas.
  • Baja concentración de grasas saturadas en comparación con otros aceites.
  • Polifenoles.
  • Hierro.
  • Selenio.
  • Zinc.
  • Vitamina E y vitamina C y del complejo B (B1 o tiamina, B2 o riboflavina, B6 o piridoxina).
  • Beta-carotenos.
  • Nada de colesterol.

El porcentaje de cada componente depende de la variedad de oliva y otros factores.

¿Por qué el aceite de oliva forma parte de la dieta mediterránea? Conoce su historia

olivo

Imagen de municipiosdelolivo.wordpress.com.

Si te paras a pensar en un alimento mediterráneo, el primero que te venga a la cabeza seguramente sea el aceite de oliva. Sus propiedades se conocen con certeza desde hace medio siglo, pero el olivo ya se cultivaba hace 5000-8000 años.

Unas de las primeras oblaciones que integraron la oliva en la dieta fueron los egipcios, pero también le atribuían usos medicinales. Posteriormente, los griegos lo acogieron como aceite fuente de vitaminas, y comerciaron mucho con él. Más tarde, el Imperio Romano se hizo eco de sus cualidades y las aprovecharon para enriquecer sus civilizaciones. Con ellos se extendió el cultivo del árbol en la Península Ibérica.

Hoy en día, España es el principal productor de aceite de oliva, la mayor superficie de olivos se encuentra en dicha región. Se cultivan casi 300 especies y variedades del vegetal.

Un dato que probablemente no sepas es que desde España se exporta a granel a otros países como Italia, donde se envasa y “roban” la denominación de origen.

El sabor de los diferentes tipos de aceite de oliva en tus recetas

La cocina mediterránea presume de tener el mejor aceite de todos, de oliva virgen extra. No solamente es bueno para la salud, también le caracteriza su sabor, que dota a los platos de un punto especial. Hay muchas marcas en el mercado, de hecho, al igual que los vinos, existen catadores de aceite.

¿Cuál es el mejor? Te recomendamos que los pruebes todos y decidas qué tipos te gustan más (tradicional, virgen, virgen lampante, virgen extra, de aceituna negra, de arbequina…). Eso sí, no te excedas consumiéndolo frito, ya que se oxida y sus propiedades se desvanecen a pesar de su estabilidad. Lo mejor es comerlo crudo, con ensaladas, parrilladas de verduras, en tostadas o incluso en ayunas.

Acuérdate de que tiene bastantes calorías por gramo (9,8 cal/g), por lo tanto, una de las contraindicaciones radica en equilibrar el consumo.

¿Dónde comprar y a qué precios?

Los mejores sitios donde puedes adquirirlo es en tiendas especializadas, así como en establecimientos gourmet. Comprar un buen aceite es caro, pero el paladar quedará satisfecho. Si no quieres gastarte mucho dinero e ir a precios baratos, en cualquier supermercado lo encontrarás. Uno bueno en relación calidad-precio es el de Carbonell.

Relacionado:

Si te ha resultado interesante este artículo sobre los beneficios del aceite de oliva, a continuación te sugerimos visitar otros relacionados en la categoría de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*