Aceite de sésamo o ajonjolí para el cabello y la cara

El aceite de sésamo, también llamado aceite de ajonjolí, tiene altos valores nutricionales y sus propiedades son ampliamente beneficiosas para el cuidado del organismo y al piel. Es decir, tiene usos cosméticos y como alimento. Con él, puedes elaborar un montón de recetas y disfrutar de su suave sabor, además de nutrirte con sus ácidos grasos poliinsaturados.

En este artículo conocerás todas las propiedades del aceite de sésamo, para qué sirve, dónde comprarlo, a qué precio, algunas recetas y cómo hacerlo en casa. ¿Te lo vas a perder?

Aceite de sésamo para la piel

aceite de sesamo para la piel

Comenzamos hablando de sus usos en la belleza, concretamente en la cara. Su aplicación en el rostro aporta efectos sorprendentes, pero es necesario fijarse en algunos puntos para sacarle el máximo partido.

Uso directo del ajonjolí

Si dispones de un cosmético que integre el aceite de sésamo puro junto a otros extractos oleosos, una forma de aprovechar las propiedades es aplicando varias gotas sobre la dermis. Para no excederte, usa un dosificador y deposita las gotas sobre las yemas de los dedos. Seguidamente, extiéndelas por la piel mediante masajes circulares. Comienza por la barbilla y desliza los dedos hacia los pómulos. Haz lo mismo desde la frente, de dentro hacia fuera, hasta que se absorba todo el aceite. Recuerda haber limpiado bien toda la cara previamente.

Combínalo con otra crema

También puedes aplicar el aceite de sésamo junto a tu crema preferida, especialmente si tienes la piel muy seca. Es una forma de aumentar las propiedades nutricionales del cosmético y obtener un rostro más hidratado, suave y con menor predisposición al envejecimiento prematuro. Sin embargo, la efectividad del tratamiento depende de la calidad del cremigel o la crema que emplees en el mismo. Realiza este proceso diariamente para obtener resultados eficaces: es necesario mantener una rutina para lograr los beneficios deseados.

> Aprende a elaborar las mejores mascarillas para la piel caseras y naturales <

Aceite de sésamo para el pelo

aceite de ajonjoli para el cabello

El cabello también puede beneficiarse del aceite de sésamo. Aunque es más conocido el Argán, te servirá para obtener un pelo sedoso, fortalecido y suave. Asimismo, reduce la apariencia deshilachada, el encrespamiento, previene la caída y favorece el alisado de la punta hasta la raíz.

El procedimiento de uso del aceite de sésamo en el cabello es algo más complicado.

  1. En primer lugar, humidifica una toalla con agua tibia. Cuando lo hayas hecho, deposita el aceite en todo el pelo hasta su completa penetración, masajeando bien el cuero cabelludo y las puntas.
  2. Realiza masajes con las yemas durante 5 minutos para impregnar toda la cabeza correctamente. Acto seguido, envuélvela con la toalla y deja que el aceite actúe 25-30 minutos.
  3. Pasado este tiempo, quítate la toalla, peina el cabello y lávalo con tu champú habitual para evitar que se quede graso. Si lo necesitas, emplea un suavizante.
  4. El resultado que obtendrás será un pelo más hidratado, liso, unas raíces fortalecidas y más resistente a la alopecia. Además, sirve para todo tipo de cabellos, ya sea seco, graso, afro, rizado, etc.

> También conviene que sepas por qué se cae tu cabello <

> Previene la caída del pelo con vitaminas antioxidantes <

Propiedades del aceite de ajonjolí para la salud

semillas de sesamo

Aunque se utiliza más en Asia, últimamente se está popularizando por todo el mundo, ya que el aceite de sésamo tiene un sabor exquisito, una textura suave y combina con muchas recetas. No obstante, lo que merece mención especial son sus propiedades que obtendrás si lo incorporas a tu dieta.

Salud del sistema cardiovascular

Gracias a sus ácidos grasos esenciales, el aceite de ajonjolí se ha empleado en regiones asiáticas para preservar la salud cardíaca, de los vasos sanguíneos y la circulación. Asimismo, regula los niveles de colesterol y previene la vasoconstricción en las arterias.

Rico en calcio y antioxidantes

Cabe destacar que el aceite de sésamo contiene elevadas dosis de calcio, ideal para quien sufre de dolor en los huesos o descalcificación. Al igual que las semillas de ajonjolí, realiza un aporte extra del mineral para combatir la debilidad ósea y suplir un déficit nutricional.

Es más, algunos estudios han determinado que la concentración de calcio en el sésamo es mucho mayor a la leche.

Por otro lado, los antioxidantes y las vitaminas son otra de las razones para consumir aceite de ajonjolí. Entre ellos se encuentran las vitaminas del grupo B y la vitamina E, que previene la oxidación celular y el envejecimiento prematuro.

¿Cómo hacer aceite de sésamo?

Próximamente.

Como has visto, este aceite es un gran aliado para la belleza y la salud, y conviene incluirlo en la alimentación, aunque el de oliva es mucho mejor. Si quieres saber dónde comprarlo, acude a supermercados como Mercadona, o a tiendas de nutrición donde lo tendrán a buen precio.

Si te ha resultado interesante este artículo sobre el aceite de sésamo, a continuación te recomendamos leer otros similares en la sección de belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*