Agua de tamarindo

El agua de tamarindo es una bebida propia de México, aunque la planta tenga origen africano. Su sabor es agridulce y su fruto es parecido a un dátil. En este artículo conocerás cómo hacer esta receta y qué beneficios ofrece al organismo.

Preparando esta agua fresca eliminarás la mala costumbre de tomar bebidas azucaradas industriales y, para no cansarte, aparte del tamarindo puedes probar otras frutas y verduras como el perejil, los frutos rojos, la naranja, el pomelo, el limón, la manzana o el pepino.

agua-de-tamarindo

A modo de resumen, para elaborar agua de tamarindo casera, lo primero que debes hacer es pelar las vainas. Cháfalas un poco y vértelas al agua hirviendo, dejando que infusionen 6 minutos. Después, espera a que se enfríe la mezcla, quita el hueso a los tamarindos y lo añades todo en una licuadora. Finalmente, se cuela la mezcla para que se quede homogénea. No obstante, prefiero que leas esta receta más detenidamente y conozcas las propiedades del vegetal.

¿Cómo hacer agua de tamarindo natural?

Los ingredientes necesarios son:

  • Agua mineral natural: 1 litro.
  • Tamarindos: 13-16 vainas.
  • Edulcorantes: stevia, miel, limón, etc.
  • Hielo.

Ahora solo debes seguir el proceso paso a paso.

  1. Pela las vainas de los tamarindos.
  2. Pon la mitad del agua en una olla y espera a que hierva.
  3. Cuando alcance el punto de hervor, agregar los tamarindos y esperar 6 minutos aproximadamente.
  4. Cuando se haya enfriado la mezcla, deshuesar los frutos y depositar en la licuadora. Agrega también el agua que has usado para la cocción.
  5. Licua todo y, para que quede homogéneo, colar bien.
  6. Añade el agua que falta, así como el limón, la estevia o el azúcar.
  7. Servir frío, con hielo.

tamarindo-beneficios

Un truco para que el refrigerio tenga más sabor es aplastar bien los tamarindos cuando los tengas en el colador, y así saquen su jugo.

Recordando los beneficios de los tamarindos

  • Son ricos en minerales y vitaminas, como la vitamina C, muy antioxidante, y la tiamina, una molécula indispensable para el sistema muscular (interviene en la contracción) así como para el sistema nervioso.
  • Digestivos. Los tamarindos facilitan la digestión y abren el apetito, por lo que son convenientes en las épocas que no tienes mucha hambre.
  • Contiene minerales como calcio, zinc, fósforo, potasio, hierro, magnesio y sodio.
  • Sirve para regular los niveles de colesterol, según muestran algunos estudios.

Relacionado:

Imagen destacada cortesía de thelatinkitchen. Si te ha servido este artículo sobre el agua de tamarindo, a continuación te recomendamos leer más en la sección de remedios caseros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*