Arcilla Verde – Para qué sirve y cuáles son sus propiedades

En otro post ya hablamos de los diferentes tipos de arcillas de modo resumido. En esta serie de artículos las explicaremos por separado ya que, aunque son similares, a nivel de composición difieren entre sí y en cada caso una es más apropiada que otra. Hoy hablaremos de la arcilla verde.

La arcila verde es la más popular por sus grandes propiedades y beneficios en nuestros rituales de belleza. En este artículo, aparte de sus características, vas a conocer los diferentes usos en la piel, el pelo y para tratar alteraciones dermatológicas como el acné. También aprenderás a hacer mascarillas y cómo aplicarla eficazmente.

Propiedades de la arcilla verde

arcilla verde polvo

Esta arcilla, formada por la descomposición de las rocas debido a la erosión, es indicada para las pieles mixtas o grasas. Entre sus propiedades tenemos que es:

  • Depurativa y purificante. Elimina las células muertas y los poros negros.
  • Regeneradora. Debido a la acción anterior, deja cabida para que las células vivas se regeneren, dando lugar a una piel sana y joven.
  • Suavizante y exfoliante. Aporta un efecto de suavidad al eliminar las rugosidades y buena parte de los granitos y puntos negros.
  • Reguladora. Regula los niveles de sebo, aportando bienestar.
  • Limpiadora. Se deshace de las impurezas acumuladas en el rostro debido a las inclemencias climáticas.

Usos de la arcilla verde: Para qué sirve

Para la piel de la cara

A pesar de combatir las rugosidades y regular la secreción de sebo en las pieles grasas, actúa como un exfoliante muy suave, por lo que es ideal también para pieles sensibles.

En la cara la puedes emplear para purificar, limpiar o exfoliar.

Para el pelo

Las mascarillas de arcilla para el cabello proporcionan resultados muy satisfactorios, ya que su acción desinfectante pasa al cuero cabelludo. También refuerza los folículos pilosos.

No es necesario que te preocupes por el tipo de pelo que tengas, ya que sirve tanto para graso, como sensible, rizado o seco.

Para el acné

El acné es una alteración de la piel realmente molesta, sobre todo cuando nos encontramos en la pubertad, una etapa en la que nos preocupamos mucho por nuestra imagen.

La arcilla verde es útil para combatir los signos del acné, ya que ayuda a regular la secreción de grasa y desinfecta la zona afectada. Pero solo es efectiva si se aplica sobre la piel limpia, y en casos de acné leve. Si los síntomas son muy agudos, primero debes preguntar a un dermatólogo.

Lo mejor es elaborar una mascarilla de arcilla con aceite de argán, algas o limón y aplicarla durante un cuarto de hora.

Para exfoliar

Si lo que quieres es tener un rostro o un cuerpo suave, es recomendable que emplees una mascarilla dos veces por semana durante las dos primeras semanas. Después puedes reducir la frecuencia a un solo día.

Conseguirás eliminar los puntos negros y las células muertas, permitiendo que las células vivas y sanas proliferen y regeneren el tejido de la dermis. El aceite de neem es un gran ingrediente aliado para combinarla.

Para las varices y estrías

Como desinfecta, purifica y suaviza, las mascarillas de arcilla verde ayudan a tratar el problema de las varices o las estrías.

Para tratarlas de la forma más efectiva, lo primero que tienes que hacer es:

  • Darte un baño de agua fría para que las piernas se humedezcan.
  • Aplicar la máscara de arcilla durante un cuarto de hora aproximadamente.
  • Retirar.
  • Repite el proceso dos veces por semana.

Para desinfectar heridas

Es ideal que la herida esté cerrada o a punto de cerrarse, ya que no debe entrar en contacto con la circulación.

Si la herida está infectada, puedes emplear la arcilla verde para desinfectarla de microorganismos. Además, también posee efecto cicatrizante, por lo que si no está cerrada del todo, ayudará en ello.

Su efecto frío aporta una sensación antiinflamatoria y calmante frente al dolor.

En estos casos, conviene mezclarla con otros ingredientes para el cuidado de la salud tales como el aceite esencial de lavanda o el de árbol de té. También puedes aplicarla junto a la jalea real o la miel.

Cómo hacer una mascarilla con arcilla verde

mascarilla arcilla verde

Es muy fácil. A continuación tienes los pasos resumidos.

  1. Pon arcilla verde en un plato que no sea de plástico ni metal. Puede ser de porcelana o madera.
  2. Añade un poco de agua.
  3. Puedes combinar la mezcla con otros ingredientes para aumentar sus propiedades terapéuticas y curativas, como la lavanda ya mencionada, aceite de árbol de té, rosa mosqueta o miel.
  4. Solo tienes que ir mezclando poco a poco hasta que se forme la mascarilla. La mezcla tiene que quedar homogénea.

¿Dónde la puedo comprar y a qué precios?

Primero tienes que saber en qué formas encontrarás la arcilla verde.

  • En polvo.
  • Preparada y lista para usar.
  • En tabletas.

En España, es muy conocida la marca Santiveri. También la puedes comprar en herbolarios y en Mercadona, aunque es poco recomendable este último establecimiento, ya que solo cuidan el precio, y no la calidad.

Relacionado:

Comments (1)
  1. JULIÁN MARTÍN BURGOS diciembre 8, 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*