Dihidrotestosterona (DHT) y su relación con la alopecia y la calvicie

En el artículo de hoy explicaremos qué es la DHT o dihidrotestosterona, qué relación guarda con la testosterona, cuál es el papel de ambas hormonas en la pérdida de cabello y cómo afecta de forma diferente a hombres y mujeres.

dht

¿Qué es la testosterona?

La testosterona es una hormona que pertenece al grupo andrógeno. No solo está presente en humanos, también se encuentra en otros animales como aves o mamíferos. En éstos últimos, este esteroide se sintetiza en los testículos o en los ovarios, según si es un macho o una hembra. Su secreción tiene lugar en las glándulas suprarrenales.

La testosterona es la hormona sexual más importante en hombres, ya que interviene en el desarrollo de los caracteres sexuales masculinos como el pene, la bolsa escrotal, los testículos y el pelo en todo el cuerpo. Asimismo, le proporciona una mayor masa muscular en comparación con la mujer y previene algunas enfermedades de los huesos como la osteoporosis. Un detalle curioso es que se utiliza como esteroide anabólico.

De normal, los niveles de testosterona en sangre en un hombre adulto es mucho mayor que en mujeres. Concretamente, el sexo masculino tiene 10 veces más concentración que el femenino. Sin embargo, el consumo es, si cabe, superior, por lo que la producción sobrepasa en 20 veces a la de las mujeres, aunque éstas son más sensibles a una alteración de la hormona.

Lo normal es que la testosterona se encuentre en un rango de concentración óptimo. La hormona que más problemas trae, es una derivada de la testosterona, y se conoce como dihidrotestosterona. Abreviada con las siglas DHT, la dihidrotestosterona está presente en todos los organismos, solo que un cambio en su concentración es muy perjudicial para la salud.

¿Qué es la dihidrotestosterona?

En química, su nombre científico es 5α-dihydrotestosterone o 5α-DHT, aunque la INN también le llama androstanolona. Este metabolito que deriva de la testosterona, se produce sobre todo en los testículos y en la próstata. Pero su síntesis también tiene lugar en los folículos pilosos, de ahí que esté relacionada con la calvicie. Una enzima, llamada 5α-reductasa, es la responsable de reducir la testosterona, romper el doble enlace entre carbonos y transformarla en DHT.

En los hombres, la DHT es la principal causante de la alopecia androgenética, pero en mujeres existen más factores que influyen en su aparición. Cuando la dihidrotestosterona se encuentra en exceso en el sexo femenino, aparte de la alopecia, suelen acentuarse algunos caracteres masculinos como la aparición de vello en los brazos y la cara, y un tono de voz más grave.

Para evitar esto, existen varios fármacos basados en inhibidores de la 5α-reductasa: la dutasterida y la finasterida. Inhibiendo la acción de esta enzima, se evita la producción excesiva de DHT, por lo tanto sirve para el tratamiento de la alopecia androgénica. Además, también se han mostrado efectivos para tratar la hiperplasia benigna de próstata. De hecho, el dutasteride se prescribe más con este fin. Podrás encontrarlos bajo los nombres comerciales Proscar, Propecia, etc.

Pero como cualquier fármaco, presentan efectos secundarios. En una investigación que se llevó a cabo en la Facultad de Medicina de la Universidad de California, se dedujo que el inhibidor de la 5α-reductasa provocan problemas asociados como disfunción eréctil, depresión y pérdida de libido en las relaciones sexuales. No te mediques con dutasteride o finasteride sin el consentimiento de un médico.

Síntesis de DHT y su relación con la calvicie

testosterona a dihidrotestosterona

La calvicie en hombres tiene lugar cuando la 5α-reductasa transforma la testosterona en dihidrotestosterona en los folículos pilosos. Es entonces cuando el cuero cabelludo se debilita y el pelo comienza a caerse.

La DHT provoca que las membranas de los folículos se vuelvan cada vez más rígidas. La consecuencia es un impedimento en la circulación de la sangre, una menor irrigación en los folículos pilosos y una debilitación de los mismos. Cuando un cabello se desprende de la raíz, el próximo nace más débil, con menos cuerpo y más fino. Al final, el folículo se atrofia del todo y no nace más pelo. Aquí es cuando el hombre se queda calvo.

Investigaciones médicas sobre la DHT y la alopecia androgénica

Son muchos los estudios que se han enfocado en analizar la relación que guarda la dihidrotestosterona con la alopecia androgénica. La hipótesis inicial proponía que una elevada concentración de DHT era la responsable de causar la calvicie, pero se vio que hombres con alopecia tenían niveles normales y se concluyó que la razón tenía que ver más con el estado de los folículos pilosos que los propios niveles de DHT.

Otra deducción que se realizó desmonta el mito de que una alta concentración de testosterona causa calvicie, ya que lo que importa no es este parámetro, sino su transformación en dihidrotestosterona. En resumen, la testosterona no está relacionada con la caída capilar, sino la enzima 5α-reductasa que produce DHT. En ese sentido, existe una predisposición genética por parte de los hombres a sufrir alopecia.

Cuando la concentración de DHT sobrepasa los límites “saludables”, el proceso de pérdida de cabello tiene varios sucesos:

  • Atrofia de los folículos y falta de riego sanguíneo.
  • La fase anágena (también llamada de crecimiento) se vuelve más corta.
  • El cabello nace más fino.
  • Al final, los pelos no nacen en los folículos afectados.
  • La calvicie comienza a hacerse visible.

Relacionado:

Si te ha servido este artículo sobre la dihidrotestosterona o DHT, a continuación te recomendamos leer otros parecidos en la sección de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*