Embarazo semana a semana: síntomas, fotos y evolución de la barriga

El embarazo es una de las partes más bonitas de la vida. Traer a un bebé al mundo llena de satisfacción a todo aquel que desea ser padre o madre. Simboliza la unión del amor, la responsabilidad de educar a una persona, de transmitirle tus sentimientos cada día, cada semana, cada mes.

El desarrollo del embrión y el feto desde que la fecundación tiene lugar es característica en humanos. En función del momento en el que te encuentres, el desarrollo fetal se enfocará en determinados órganos, y la madre tendrá diferentes síntomas. En este artículo recogemos toda la información del embarazo semana a semana, con fotos y vídeos. Puedes acceder a cada artículo específico para saber en más detalles sobre la semana en la que te encuentras.

Mi embarazo semana a semana con imágenes y vídeos

embarazo semana a semana

El embarazo puede traer muchos quebraderos de cabeza respecto al crecimiento del bebé y a la posterior maternidad. Es importante tener las cosas claras sobre todo lo que va a ocurrir, consejos para que la mamá se sienta mejor y posibles complicaciones que podrían aparecer repentinamente. El ginecólogo estará siempre ahí para resolver tus dudas o hacer las pruebas pertinentes (ecografías, ultrasonidos, etc.). Es algo que te recordaremos constantemente.

A continuación te dejamos la evolución de tu bebé en el vientre, así como los síntomas en la madre durante su gestación. Para cada trimestre haremos un resumen de lo que sentirás. Nos encantará conocer tu historia y que nos comentes cómo está siendo el crecimiento del bebé en tu caso para que otras madres se hagan una idea y puedan resolver sus dudas de primera mano.

Primer trimestre

fecundacion

En el primer trimestre, tras la fecundación se formará el zigoto. Cuando se divida (si no se separa para dar lugar a un embarazo gemelar) se llamará blastocisto. Durante las primeras divisiones celulares, las células son células madre totipotentes, es decir, cada una puede generar un nuevo ser humano por sí sola. Posteriormente, pasarán a ser células multipotentes, células madre que se pueden diferenciar en cualquier tipo de tejido, pero no pueden originar un nuevo ser.

Los primeros meses de embarazada son los más complicados para la madre. La mayoría de ellas sufren síntomas como náuseas, vómitos, se fatigan fácilmente, van a orinar por la presión que el útero comienza a ejercer sobre la vejiga, su sentido del olfato se intensifica y podría padecer cambios en el carácter o bipolaridad por la alteración de las hormonas. También son frecuentes los dolores en el abdomen, la aparición de un flujo marrón o sangrado por la vagina, etc.

Las semanas iniciales del embarazo son, posiblemente, las más complicadas en cuanto a sintomatología y la posibilidad de que se produzca un aborto espontáneo. Lee cada una de las semanas para encontrar más detalles específicos, que son muchos.

Segundo trimestre

ecografia 18 semanas

El embrión comienza a desarrollar y utilizar varios de sus órganos mes a mes. Uno de ellos es el corazón, que desde que tiene una válvula palpita para distribuir el oxígeno por el resto del cuerpo. Su cabeza es mucho mayor en comparación con otras partes, y la cola en la que se alberga la columna vertebral empieza a desaparecer por el crecimiento de sus extremidades. Los riñones empiezan a filtrar productos de desecho que ingiere por el líquido amniótico, y el cerebro se especializa para dirigir algunas de sus funciones motoras. ¡En breves estará moviendo sus deditos, flexionando los brazos y pataleando en la panza! También comenzará a desarrollar algunos de sus sentidos como el oído o la vista, pero no abrirá los ojos hasta las 26 semanas, aproximadamente.

En el segundo trimestre, todo fluirá con más normalidad para la mamá. Los síntomas característicos de los meses 1, 2 y 3 empiezan a desaparecer por la estabilización de las hormonas en el cuerpo de la mamá. Las náuseas y los mareos son mucho menores. Tu personalidad vuelve a ser la misma y te sientes más feliz. Sin embargo, otros síntomas emergen tales como el estreñimiento, ya que el aumento de volumen del útero presiona los intestinos. En consecuencia, el proceso digestivo es más lento, la absorción de agua es mayor y las heces serán algo más duras, dificultando su expulsión. En adición, es probable que te vuelvas una mujer olvidadiza por el estrés que supone estar concibiendo un bebé, y el volumen de tus pechos se incrementará considerablemente porque las glándulas mamarias se preparan para amamantar al bebé después del parto.

De nuevo, te invitamos a leerlo todo sobre cada semana de estos meses de embarazo, pues en ellas encontrarás detalladamente toda la información relevante que despejará todas tus dudas.

Tercer trimestre

39 semanas barriga

A partir de las últimas semanas, el desarrollo fetal será más rápido. El bebé incrementará su peso en una orden de 300 gramos por semana, y su estatura se alargará hasta el medio metro. ¡Tu barriga no parará de crecer hasta su nacimiento! Desarrollará el resto de órganos como los pulmones, continuará tragando líquido amniótico, le crecerá el pelo y abrirá los ojos por primera vez. Algunos especialistas aseguran que tiene sentido del gusto y pueden percibir ciertos sabores. ¡Y no te olvides de hablarle! Es muy importante que tanto la madre como el padre converséis con la criatura para que reconozca vuestras voces y se sienta feliz en el vientre.

En los últimos tres meses de embarazo, la madre vuelve a sentir más molestias debido al gran crecimiento que experimentará el feto. El estreñimiento y las ganas de orinar aumentan porque la placenta y el saco amniótico se expanden para albergar al bebé. Otros síntomas característicos del tercer trimestre de gestación son la acidez (producida en gran medida por la progesterona), tendrás calambres en las piernas por el pinzamiento de determinados nervios y el peso que vas a soportar. Varias partes de tu cuerpo podrían hincharse como los pies y los tobillos, debido al volumen sanguíneo y a la retención de líquidos. No obstante, si notas que se te hincha la cara o las manos, debes consultárselo a tu médico para que realice pruebas con el fin de descartar la preeclampsia. Entre ellas, mirará si padeces hipertensión o si la concentración de proteínas en la orina es muy elevada. Alguna semana podrías desarrollar hemorroides, y conforme el feto aumente de tamaño, tu espalda se curvará para soportar su peso. Esto podría producir fatiga, dolores de espalda, insomnio, etc.

Otros síntomas estéticos son la aparición de estrías por el estiramiento de la piel y las varices, sequedad de piel.

Finalmente, comenzarás a notar las contracciones y las patadas del bebé en tu vientre, que ocupará toda la placenta, y el líquido amniótico será menor. El médico determinará si es necesaria una cesárea o una inducción del parto porque ya no estás a término. Del mismo modo, podría tener lugar un parto prematuro, pero el ginecólogo estará pendiente de hacer todas las pruebas y controlar la fecha prevista para el nacimiento del bebé.

Te sugerimos que pinches en cualquier semana que desees leer para profundizar un poco más.

Esto es todo sobre el embarazo semana a semana. De nuevo, te invitamos a contar tus experiencias o dudas más abajo para que todas las madres os ayudéis y conectéis entre vosotras. Además, para obtener mucha más información y consejos, te recomendamos visitar la categoría de embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*