Usos y propiedades de la glicerina o glicerol

La glicerina o glicerol es un compuesto que se obtiene a partir de los vegetales. Es muy viscosa y sus principales usos son en la industria cosmética, ya que se encuentra entre los ingredientes de cremas hidratantes, jabones y geles suavizantes que aportan a la piel elasticidad y humedad. Es decir, combate la sequedad en el cuerpo y el rostro gracias a sus propiedades humectantes.

Sin embargo, al igual que la vaselina, tiene muchos más beneficios en el cuidado de la epidermis, combatiendo el envejecimiento celular. En este artículo te explicamos para qué sirve la glicerina, cuáles son todos sus usos, cómo hacerla en casa y dónde comprarla.

¿Para qué sirve la glicerina líquida y cuáles son sus usos?

glicerina vegetal usos

Fabdicación de cremas caseras

La propiedad más importante de la glicerina vegetal es la hidratación. Si normalmente elaboras cremas en casa, intégrala como ingrediente, y si no, ruedes añadir unas gotas al cosmético que compres. Al principio da una sensación pegajosa, pero al cabo de unos minutos se absorbe por completo, notarás suavidad y una mejor penetración del sérum o aceite.

Nota: No olvides que el glicerol interacciona con el agua, intenta combinarla con aceites o una crema para pieles secas, en caso contrario podrías favorecer la deshidratación.

Efecto calmante sobre la piel

Algunas afecciones dérmicas tienen remedio natural con glicerina líquida, especialmente sobre quemaduras, rojeces y acné. Su acción calmante se extiende a las picaduras de mosquitos, arañas y otros insectos, así como inflamaciones o pequeñas heridas. Además, al ser antibacteriano, con el glicerol puedes desinfectar el cosmético disolviendo unas gotas antes de aplicarla en el rostro seco.

> El aceite de almendras también tiene efecto emoliente sobre la piel <

Elaboración de jabón casero

En muchos establecimientos puedes comprar glicerina líquida o sólida. En el segundo caso, la trocea y derrite al baño maría o el microondas. Si el glicerol está líquido, se emplea para hacer jabones caseros. Hay decenas de métodos diferentes y te servirá para la limpieza del rostro, de las manos y el cuerpo.

> Aprende aquí cómo hacer jabón de glicerina (sin aceite) <

Las ventajas del jabón natural son claras. es económico, te ahorrarás una suma de dinero importante a final de año, el proceso es muy sencillo, se personaliza con esencias y otros principios activos como romero, jalea real, frambuesa, menta o té verde.

Fortalece el cabello

Del mismo modo que se usa sobre la piel, la glicerina es útil en el cuidado capilar. Hidrata los filamentos, refuerza las raíces y lo fortalece previniendo su caída. Para prepararla, pon en un bol glicerol y agua a partes iguales. Remuévelo bien hasta que se disuelva y aplica la mezcla sobre el cabello. Combínala con aceite de argán si lo tienes muy seco y dañado.

glicerina liquida propiedades

La melena mejora notablemente al cabo de dos o tres semanas aplicando este tratamiento dos días a la semana. Se acabó el frizz y el encrespamiento. También puedes buscar algún producto para el elo que contenga glicerol.

> Conoce otras soluciones caseras para el cabello aquí <

Como enjuague bucal

A partir de aquí comenzamos con los usos internos del glicerol. Antes debes consultar a un médico o farmacéutico para evitar caer en contraindicaciones. Hay personas que se enjuagan la boca con glicerol por su propiedad antimicrobiana, combatiendo así la halitosis. Otra opción es agregar unas gotitas en el enjuague bucal habitual o a la pasta de dientes.

Para descongestionar

Si estás constipado y la mucosa conquista tus fosas nasales causando congestión, utilízala en una mezcla de agua y un poco de glicerina, entonces aplícala en el interior de la nariz para despejarla y que el aire corra con fluidez. Volverás a respirar como nunca. No obstante, no es muy apropiado para niños que tienen tos. En este sentido, te aconsejamos leer estos remedios caseros para la tos en niños.

Combate el estreñimiento

Al igual que el aloe vera, la glicerina comestible sirve para paliar problemas intestinales, según algunos científicos. Con un poco del extracto se generará un efecto laxante que sirve para ir al baño con mayor facilidad. Pero, como siempre, consulta con tu médico de cabecera cuál es la dosis apropiada para tu caso y no te mediques sin su consentimiento.

Dato: ¿Sabías que algunos de los supositorios comercializados tienen glicerol? Los encontrarás en farmacias.

Más propiedades y beneficios de la glicerina vegetal

Antes de ver cómo se hace la glicerina vegetal casera, y habiendo aprendido sus usos, vamos a recopilar sus propiedades y beneficios.

glicerol

Esta es la fórmula química del glicerol.

  • Humectante. Ideal para la piel, retiene el agua y la nutre facilitando la penetración de una crema. Es apropiada para pieles secas, con descamaciones.
  • Emoliente. Alivia las irritaciones y el picor. Añadiendo un poco del líquido sobre el cosmético habitual obtendremos un beneficio extra, aportando relajación y suavidad.
  • Varios dermatólogos la recomiendan para tratar el eccema, una inflamación de la dermis externa que provoca enrojecimiento. Con el glicerol se contribuye a la regeneración cutánea.
  • Antiedad. Como retiene el agua en el interior de las células, las arrugas se disimulan mejor y parecerá que el tiempo no pasa tanto ara ti. Previene la flacidez y se atenúan los signos de expresión con mascarillas de glicerina.
  • ¿Cómo hacer una mascarilla de glicerol? La preparación es muy fácil. En un bol, pon una cucharada sopera de miel con dos del extracto vegetal. Agrega dos gotas de aloe vera y dos de aceite de argán. Remueve hasta que se forma una mezcla homogénea y aplica sobre la piel, que previamente debes haber limpiado bien, durante 10 minutos. Retira con agua tibia abundante.
  • Inodora e incolora.
  • Se disuelve fácilmente en agua,  nunca en aceite a no ser que hagas una emulsión.
  • Se usa en la fabricación de jabones, que desobstruyen los poros y limpian el cutis en profundidad.
  • Lubricante, gelatinosa y espesa.
  • Resistente a la temperatura. Por eso, debes tenerla un buen rato en el baño maría.
  • Si te la aplicas pura, te deshidratará. Siempre diluida con otros ingredientes.

¿Cómo hacer glicerol casero?

Hace muchos años, el glicerol se producía calentando el propio jabón de glicerina, a partir de grasas animales y sal. Para la producción hay que protegerse con mascarilla, guantes y gafas, ya que es algo peligroso. Además, se producen fuertes olores, por lo que se recomienda abrir puertas y ventanas. Procedimiento.

  1. Pon la grasa animal con sal. En un cazo, calienta la mezcla a fuego lento entre 65-75 minutos.
  2. Poco a poco, se irán formando varias capas de producto.
  3. Quitar el jabón con un colador. También puedes usar una espumadera.
  4. La capa que no es el jabón, es glicerina.
  5. En función del uso que le vayas a dar se añade otros ingredientes como el bicarbonato de sodio (glicerina carbonatada), aceites vegetales y plantas medicinales.

¿Dónde comprar y a qué precio?

Lo normal es que la adquieras en algún punto de venta. La puedes comprar en establecimientos especializados en belleza, farmacias, herbolarios y otras tiendas de estética.

Relacionado:

Imágenes cortesía de niceandnaturalbeauty.com, prettyfrugalliving.com, y Wikipedia. Si te ha resultado interesante este artículo sobre la glicerina, a continuación te sugerimos leer otros similares en la categoría de belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*