La guanábana, también llamada graviola, es un fruto tropical con numerosas propiedades y beneficios para nuestra salud y está muy rica. Su sabor es agridulce; es muy empleada en la elaboración de jugos.

Existe un gran debate acerca de si la guanábana es un “anticancerígeno natural”. En este sentido, no hay ninguna evidencia rigurosa de que el fruto en sí pueda curar el cáncer. No es lo mismo que cure el cáncer a que tenga principios activos que puedan emplearse en medicamentos. Si tienes la más mínima sospecha, te recomendamos que acudas a un médico rápidamente.

guanabana

En este artículo veremos las propiedades nutricionales y los beneficios reales que nos aporta este alimento.

Propiedades y beneficios de la guanábana

Muchas de las características de la guanábana están relacionadas con el alto contenido en vitaminas y fibra. Principalmente, destacan las siguientes:

Vitaminas. Es especialmente rica en vitamina C, que contiene sobre 20 miligramos por 100 gramos de peso del fruto. La media requerida por persona es de unos 60 gramos diarios, por lo que un consumo habitual puede ser útil para suplir las carencias vitamínicas. Esta concentración hacen de la guanábana un gran antioxidante, que previene los radicales libres y retrasa el envejecimiento celular y de la piel. También contiene vitamina B1, buena para los sistemas circulatorio y nervioso.

Fibra. La guanábana participa activamente en el proceso digestivo debido a la presencia de fibra. Es decir, previene el estreñimiento y depura el intestino.

Minerales como el calcio, que ayuda a prevenir enfermedades como la osteoporosis, fósforo y hierro.

Glúcidos. Es ideal tomar medio vaso con jugo de guanábana para cada mañana, ya que te aporta la energía necesaria para comenzar el día.

Para adelgazar. Muchas personas aseguran que la toma de guanábana de forma constante en su dieta les ha ayudado a adelgazar. No olvidar que hay que combinarla con otros alimentos y realizar ejercicio diario para obtener los mejores resultados.

Información sobre la planta

planta graviola

La guanábana se caracteriza porque crece en zonas cercanas a América del Sur y Central, cerca del Amazonas. Es decir, es una fruta tropical. Dependiendo de la región, se le conoce con otros nombres como graviola, guanábano mole o anona de la India.

Es un vegetal muy versátil, ya que se aprovechan tanto el fruto, como las hojas y las raíces.

El fruto

El fruto tiene un color verdoso y está cubierto de espinas para protegerse de la mayoría de animales herbívoros. Presenta una pulpa carnosa y blanca, muy útil en la preparación de jugos y zumos.

El peso de cada fruto puede llegar a superar los 2 kg.

Las hojas

Las hojas también se incluyen en la dieta ya que sus principios activos participan en la regulación de la glucosa en sangre. Tradicionalmente se ha preparado té con hojas de guanábana por su efecto diurético y por la sensación de bienestar que produce.

Cultivo de guanábana

Es poco resistente a temperaturas bajas. Necesita crecer en climas cálidos o tropicales, con cierta humedad y una altitud inferior a los 1500 metros. No obstante, la altitud para un crecimiento óptimo es entre 350 y 550 metros, mientras que la temperatura para obtener mayores rendimientos de cultivo oscila entre 24 y 28 ºC.

La guanábana necesita precipitaciones constantes. Si tienes idea de cultivarla en un clima seco o con pocas lluvias, deberás regarla a menudo. En España su cultivo doméstico es perfectamente posible. La planta no debe estar continuamente expuesta al sol.

Su cosecha se debe realizar antes de que esté demasiado madura.

Artículos relacionados:

Si te ha gustado este artículo sobre las propiedades de la graviola o guanábana, a continuación te sugiero que leas otros similares en la sección de salud.