¿Para qué sirve la mascarilla de yogurt y cómo hacerla en casa?

El yogur es un lácteo natural que, usado en mascarilla, sirve para luchar contra el acné y dar luminosidad al rostro. Este alimento tan nutritivo para el organismo, está lleno de beneficios para la salud. Pero también se puede aprovechar en la piel. En este artículo conocerás cómo hacer una mascarilla de yogurt casera para la cara y el cabello.

Beneficios de una mascarilla de yogurt

mascarilla de yogurt beneficios

La elaboración de una máscara a base de yogurt natural y miel trae numerosas ventajas en lo que a estética se refiere.

Para el acné

Se sabe que este lácteo que se produce a partir de la leche tiene propiedades antimicrobianas. El yogur desinfecta el cutis de bacterias que causan el acné, evitando la aparición de granos y espinillas.

Combate los signos del envejecimiento

Nuestra dermis tiende a arrugarse con el paso del tiempo, es algo natural. Sin embargo, se puede retrasar el envejecimiento prematuro gracias al ácido láctico, que elimina las capas de piel muerta, permitiendo que nuevas células proliferen y mostremos una epidermis luminosa y rejuvenecida.

Para el cabello

El cabello maltratado puede aprovecharse de las bondades del yogurt para desencresparlo y recuperar la fuerza y brillo que antes le caracterizaba. Es un elemento natural que sirve tanto para pelo seco, al que aporta nutrientes e hidratación si lo combinas con miel, como para los cabellos más grasos, que junto al yogur regula el sebo que se secreta en las fibras capilares.

Otras propiedades

  • Proporciona suavidad. De nuevo, el ácido láctico ayuda en la descamación de la piel “inerte” y alivia el enrojecimiento. Con la mascarilla de yogur, se suaviza el rostro calmando las zonas más irritadas.
  • Protege frente a rayos UV. Continuando con el punto anterior, cuando sientes que la cara te pica o está muy rojiza por una exposición excesiva a la radiación solar, utiliza yogur y miel para el rostro, ya que preserva la humedad cutánea.

Cómo hacer una mascarilla casera de yogur, miel y limón

yogur y limon para el cabello

Antes de contarte cómo elaborar una mascarilla con yogur, debes tener en cuenta algunos puntos. En primer lugar, recuerda limpiar la cara para retirar las impurezas que impiden la correcta absorción de las moléculas activas presentes en el lácteo. Una vez hayas terminado de limpiarte, deja que el rostro se seque al aire o emplea una toalla limpia.

Otro aspecto a tener en cuenta es que algunas personas muestran reacciones alérgicas cuando se aplica sobre la piel, por eso es importante probar en una región pequeña de la cara (como el pómulo) antes de extenderla por todo.

Miel y yogur para pieles y cabellos secos

El cutis más seco necesita de la ayuda de otros ingredientes como la miel, los cuales le dan un toque extra de hidratación y tu rostro te lo agradecerá. Además, como es antibacteriana y anti acné y las manchas que dejan los granos tras su eliminación.

Para elaborar la mascarilla, coge un yogur y deposítalo en un bol. Añade una cucharada de miel y otra de aceite de oliva (si tu piel es muy sensible puedes sustituirlo por aceite de almendras dulces). Deposita unas gotas de vitamina E, remuévelo todo hasta que quede una mezcla homogénea y aplicar durante 20-25 minutos. Retirar con agua.

Mascarilla de yogur y limón para rostro o pelo graso

Las pieles grasas son más propensas a ser acnéicas. El limón ayuda a secar las espinillas causadas por esta afección de la dermis, mientras que el yogur absorbe la grasa secretada. Y tu melena nunca volverá a ser grasosa.

Para preparar esta mascarilla, necesitas una unidad de este lácteo, media cucharada de zumo de limón y media de aloe vera. Mézclalo todo en una taza y extiéndela por el rostro, dejando que actúe un cuarto de hora.

Mascarilla exfoliante con yogur y azúcar, muy efectiva

Si tienes puntos negros, un gran aliado es el azúcar. El azúcar contribuye en la reducción de los poros, puesto que arrastra la suciedad. Adicionalmente, suaviza el cutis y simultáneamente lo nutre e hidrata.

Lo único que necesitas en esta mascarilla es un yogur y dos cucharadas de postre de azúcar. Puedes regular la cantidad en función de tus necesidades o la sensibilidad de la piel. Mézclalo todo y aplicar realizando suaves masajes, evitando el contacto directo con los ojos. Después, aplica tu crema habitual.

Relacionado:

Imágenes cortesía de healthandbeautyhq.wordpress.com yWikihow. Si te ha resultado interesante este artículo sobre cómo hacer una mascarilla de yogurt, a continuación te sugerimos leer otros relacionados en la sección de remedios caseros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*