La miel es un alimento que aporta energía al momento. Combinada con el zumo de limón, sirve para aliviar los síntomas del constipado y la garganta irritada. Por otro lado, actúa como conservante, desinfectante, y es una gran aliada para la salud de la piel.

miel propiedades

La miel procede del néctar de algunas flores, en el que las abejas participan en su elaboración. La razón principal de este suceso es que las abejas se alimentan de sus nutrientes, y la colmena en general sobrevive a base de ella. Estos insectos la producen empleando sus enzimas salivares.

Cabe destacar una anécdota, y es que las abejas suelen producir más miel de la necesaria. Este hecho hizo que los humanos aprovecharan los excedentes para su propio consumo. Así nació la apicultura.

A continuación, podrás obtener información sobre la miel, sus propiedades y beneficios, tanto nutricionales como medicinales, y repasaremos algunos detalles adicionales.

Propiedades y beneficios nutricionales de la miel

La miel destaca por su alto contenido en calorías, por lo que no es apta en dietas para adelgazar. No obstante, presenta propiedades muy interesantes que la convierten en un alimento a consumir en algunos casos. Ésta es su información nutricional:

  • Tiene una concentración de calorías muy elevada, para cuando se requiere energía instantáneamente. Éstas van ligadas a los glúcidos, concretamente a los azúcares simples. Las personas diabéticas o hiperglucémicas deben moderar su consumo
  • Aproximadamente, la quinta parte es agua, ideal para mantener la hidratación del cuerpo o la piel.
  • No destaca precisamente por contener minerales y vitaminas, pero sí otras moléculas como los flavonoides, que ejercen una función antioxidante en el organismo.
  • Se conserva realmente bien.

Habiendo visto sus propiedades nutricionales (básicamente azúcar), pasamos a contemplar los beneficios medicinales que ofrece a nuestro organismo.

  • Se ha usado tradicionalmente como un potente cicatrizante de las heridas, y las antiguas tribus le atribuyeron el nombre “Néctar de los Dioses”, tal vez por su sabor.
  • Suple las necesidades de energía en un determinado momento.
  • Ideal para constipados y catarros. ¿Qué madre no nos ha preparado alguna vez zumo de limón con miel?
  • Alivia el dolor de garganta y reduce la tos.

Aparte de mejorar el estado de la salud, también beneficia a nuestra piel, por eso se emplea en tratamientos cosméticos, ya que:

  • Hidrata la piel.
  • Actúa contra los diferentes signos del envejecimiento.
  • Recomendada junto al aceite de argán, rosa mosqueta y aceite de almendras dulces para combatir los granitos del acné y la psoriasis. Desde Aceite de Argán Web te recomendamos que consultes a un especialista antes de emplear miel para este fin.

¿Presenta contraindicaciones la miel?

Lo cierto es que sí; como hemos comentado anteriormente, tiene muchas calorías, por lo que un consumo excesivo engorda rápidamente. Si sueles tomar mucha miel, haz mucho ejercicio o modérate, ya que la miel engorda.

Tampoco es indicada para diabéticos o hiperglucémicos. Asimismo, a niños menores de dos años no debes darle miel, puesto que su organismo no está preparado para asimilarla.

Aparte de esto, consumir este alimento de vez en cuando y en dosis controladas no supone ningún problema.

Los diferentes tipos de miel

Dependiendo de la flor que poliniza una abeja, la miel será de un tipo u otro. En cambio, si el insecto ha estado en contacto con más de una especie, la miel recibe el nombre de “multifloral”. Al margen de este detalle, a continuación puedes conocer los tipos de miel más comunes.

  • De romero. Es principalmente antibiótica y antiséptica. Se produce cuando las abejas polinizan el romero.
  • De eucalipto. El color de esta miel es más oscuro. Es la más empleada para los constipados y dolores de garganta.
  • De tomillo. Tiene un sabor particularmente intenso. Se produce a partir de los campos donde hay tomillo.
  • Miel de azahar. Más espesa que el resto de tipos. Aunque no está confirmado científicamente, algunos afirman que posee propiedades sedantes.
  • Miel de espliego. Cuando las abejas polinizan el espliego, se obtiene un tipo de alimento más espeso. Destaca porque es rica en minerales como el hierro. Al igual que la de romero, es antiinflamatoria.
  • Finalmente, tenemos la miel de tilo, menos conocida. Su color es claro.

Evaluando la calidad de la miel: cristalicación

La miel tiende a cristalizarse cuando su temperatura es menor a cierto umbral (25 ºC). Esto es debido a la elevadísima concentración de azúcares (80% aproximadamente). La cristalización demuestra que este alimento mantiene las proporciones nutricionales esenciales, por lo que se considera como un índice de calidad.

Si la miel está cristalizada, su calidad será mayor. por el contrario, si está demasiado líquida, por debajo de los 25 ºC, querrá decir que sus propiedades medicinales y nutricionales no se conservan eficientemente.

Últimos apuntes

Para terminar, reiterar la moderación del consumo de miel si tienes diabetes o hiperglucemia. En estos casos, comer mucha miel es malo o puede resultar perjudicial para la salud. Respecto al sabor, es cierto que no está igual si la compras en un supermercado, que si lo hacs en una granja donde su elaboración es artesanal. En este caso, estarías comprando miel pura de abeja.

Esperamos que te haya gustado este artículo. En este caso, te agradeceríamos eternamente que lo compartas en las redes sociales. Nos ayuda a continuar con este proyecto y a ti no te cuesta nada 🙂