¿Para qué sirve la mascarilla casera de carbón?

El carbón activado se caracteriza por tener una elevada porosidad, así como por ser muy cristalino. Es un producto que tiene múltiples usos en diferentes industrias, como en la purificación del agua o la medicina en la que se suele emplear para combatir intoxicaciones. Pero también es un remedio altamente purificante del rostro.

En este artículo conocerás para qué sirve la mascarilla de carbón, cuáles son sus beneficios medicinales, cómo elaborarla en casa y otros detalles que serán de tu interés.

¿Cuáles son los beneficios del carbón activado y para qué sirve?

para que sirve la mascarilla de carbon activado

El carbón tiene decenas de propiedades que pueden beneficiar a nuestra piel. Algunas de ellas no se han probado científicamente, sin embargo, muchas personas que se hacen sus propias mascarillas naturales lo aseguran. ¿Hasta qué punto será cierto? No lo sabemos, pero sí que no hay interés comercial detrás de ello. Aquí tienes varios beneficios.

  • Desintoxicante. Limpia profundamente la piel debido a sus elementos activos.
  • Desinfectante. La mascarilla de carbón activado tiene el poder de luchar contra las bacterias y otros organismos que se acumulan en el cutis cuando no lo cuidamos debidamente. Una piel aséptica tarda mucho más en envejecer.
  • Reduce el tamaño de los poros. Siguiendo en la misma línea, la propiedad depurativa del carbón actúa contra los puntos negros de la nariz; también es anti acné.
  • Si tienes el rostro graso, estás de suerte, porque con esta mascarilla disminuirás el sebo que se deposita en el rostro, logrando una sensación de suavidad y tersura.

Este combustible fósil solidificado es una roca sedimentaria y no solamente contiene carbono, sino otras moléculas como nitrógeno, oxígeno o hidrógeno. ¿Sabías que la mayoría del carbón se formó durante una época llamada periodo Carbonífero? Ocurrió hace cientos de millones de años.

¿Cómo hacer una mascarilla de carbón casera?

Si deseas hacer tu propia mascarilla de carbón natural en casa, primero debes reunir todos los ingredientes necesarios.

  • Carbón activado: Con una cápsula bastará. Comprarlo es muy barato, y hay muchas marcas buenas que lo comercializan a precios competitivos.
  • Leche desnatada: una cucharada sopera.
  • Gelatina sin sabor.

Cuando lo hayas preparado todo, puedes comenzar el procedimiento para su elaboración.

  1. Pon el sobre de gelatina en un bol pequeño y añade la leche.
  2. Calentar en el microondas 15 segundos. Verás que la mezcla ha tomado una textura de grenetina.
  3. Pon la cápsula de carbón activo y remuévelo todo con una cuchara de madera hasta que se homogenice.
  4. Ya tienes la mascarilla hecha, ahora debes aplicarla por toda la cara, a excepción del contorno de ojos.
  5. Espera a que sus beneficios actúen alrededor de 20 minutos.
  6. Retírala con agua tibia.
  7. Si lo necesitas, para potenciar el tratamiento emplea tu crema antiarrugas.

¿Qué resultados notaré después de su aplicación?

donde comprar capsulas de carbon activado

Los resultados que notarás tras aplicarla, es una sensación menos grasa en el rostro, debido a que se ha realizado una limpieza facial casi profesional. Esto previene la formación de los poros, ya que el sebo los obstruyen y ennegrecen.

En adición, la piel queda suave y desinfectada, libre de microorganismos que producen irritaciones y enrojecimientos.

Algunos consejos a tener en cuenta

Si no sabes dónde comprar carbón activado, te recomendamos visitar Amazon, ya que es confianza asegurada. Por otra parte, puedes buscar en farmacias, herbolarios o tiendas especializadas en belleza y alimentación. No solo se vende en cápsula, además lo encontrarás en polvo.

Para obtener mejores resultados con tu mascarilla, integra este ingrediente en otras con más principios activos como la miel, la aspirina, el aloe vera o el aguacate. Al final del post tienes diversos tutoriales sobre cómo hacerlas.

No la apliques más de dos veces por semana, ya que una mayor frecuencia del tratamiento no supone una mayor ralentización del envejecimiento. Debes alimentarte adecuadamente y limpiar la piel a diario.

Y, como siempre, pregunta primero a un dermatólogo o a un médico especializado que pueda aconsejarte según el tipo de piel que tengas.

Mascarillas relacionadas:

Imágenes cortesía de liliacortes.com. Si te ha resultado interesante este artículo sobre cómo preparar una mascarilla de carbón, a continuación te sugerimos leer otros relacionados en la sección de remedios caseros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*