Usos del aceite de coco para lucir un cabello saludable

Aunque tenga una textura oleosa, el aceite de coco hidrata y nutre el cabello intensamente sin dejar una sensación grasienta. Aprovéchate de todos sus beneficios con los consejos que te dejamos en este artículo.

El aceite de coco es un elemento indispensable en tu ritual de belleza. Cada día lo usan más personas por sus increíbles propiedades medicinales y estéticas.

Su extracción se lleva a cabo a partir del prensado en frío de la pulpa de coco, una sustancia rica en minerales esenciales, vitaminas y ácidos grasos saludables.

Teniendo en cuenta su alto contenido en nutrientes, la industria cosmética y las marcas lo usan en sus productos como cremas faciales, jabones artesanales, mascarillas capilares o champús con el fin de cuidar el cabello y la piel.

No obstante, algunas personas prefieren utilizar el aceite de coco puro porque creen que así se beneficiarán mucho más de sus cualidades como principio activo.

Adentrándonos en el cuidado capilar, este aceite tiene acción hidratante, regeneradora y fortificante. Sus elementos sirven como tratamiento para la sequedad y revitalizan el pelo maltratado por el estrés y las inclemencias medioambientales.

Por ello, en este artículo vamos a compartir contigo 6 usos que le puedes dar al aceite de coco para cuidar tu cabello. Elige el que más te guste de todos.

Aceite de coco para acondicionar el pelo

Las propiedades del aceite de coco le convierten en uno de los mejores aliados para acondicionar tu pelo, además de que aporta un aroma suave y agradable. También aporta nutrientes indispensables que revitalizan y reparan las raíces.

Ingredientes necesarios:

  • Aceite de coco puro (un par de cucharadas)

Modo de uso:

  • Puedes utilizarlo en la ducha después del champú, o bien después de secarte, con el pelo un poco húmedo.
  • Aplica el aceite de coco desde el cuero cabelludo hasta las puntas con suaves masajes. Puedes hacerlo por mechones para que te resulte más sencillo.
  • Cubre la melena con una toalla limpia o un gorro de ducha.
  • Deja que actúe 30 minutos.
  • Retirar con agua tibia.
  • Repite este tratamiento 2 veces por semana.

Mascarilla de aceite de coco y aloe vera para el cabello reseco

El aceite de coco tiene resultados espectaculares para reparar el cabello seco, maltratado o quemado con planchas, secadores y tintes capilares, ya que gracias al ácido láurico (muy similar a las proteínas del pelo) ayuda a regenerar las fibras capilares nutriéndolas intensamente. Pero si lo combinas con aloe vera y pulpa de aguacate, los beneficios se multiplican.

  • En un recipiente, añade 4 cucharadas de aceite de coco, 1 de aloe vera y la pulpa de un aguacate (ve variando la cantidad según el tipo de cabello que tengas).
  • Mézclalo todo hasta que quede una pasta homogénea, y mediante suaves masajes aplícalo desde la raíz hasta las puntas. Si lo necesitas, puedes ayudarte con un peine para extender la mascarilla.
  • Envuelve tu melena con una toalla limpia y húmeda.
  • Deja actuar 30 minutos.
  • Entra en la ducha, retira el sobrante y lávate con tu champú preferido. Cerciórate de que no queda nada de aceite en el pelo, ya que si no tendrás una sensación grasosa y desagradable.
  • Repite este tratamiento un par de veces a la semana.

El resultado: un pelo mucho más brillante, hidratado y suave.

Aceite de coco para controlar el frizz

Si quieres evitar el encrespamiento o el frizz cuando vayas a peinarte, utiliza unas gotas de aceite de coco antes de pasar el cepillo.

Además, este extracto protege tu cabello contra la radiación solar como los rayos ultravioleta, conservando su fortaleza y previniendo su caída.

En definitiva, tu pelo lucirá brillante, revitalizado y el peinado será mucho más sencillo.

Ingredientes necesarios:

  • Aceite de coco puro (1 cucharada pequeña)

Modo de uso:

  • Aplicar el aceite por todo el cabello realizando suaves masajes con las yemas de los dedos.
  • No enjuagues a no ser que tengas el pelo graso.

Para frenar la caída del cabello

Este producto está altamente indicado para favorecer el crecimiento del cabello. Su riqueza en aminoácidos, queratina y grasas buenas reparan el pelo dañado y fortalecen los folículos frenando la caída.

Por su parte, el ácido láurico penetra en las capas más profundas de la dermis para actuar desde la raíz y contribuye a que el cabello crezca con más facilidad.

Ingredientes:

  • Gel de aloe vera (1 cucharada).
  • Aceite de coco (1 cucharada).
  • 1 huevo (opcional).

Modo de empleo:

  • En un recipiente, mezcla bien los dos ingredientes.
  • Aplicar por el cuero cabelludo masajeando con las yemas de los dedos para facilitar su penetración.
  • Si tienes las puntas dañadas, el aloe vera ayudará a repararlas también.
  • Cubre tu melena con un gorro de ducha y espera media hora.
  • Retirar con agua abundante y secar con toalla limpia.
  • Repetir el tratamiento un par de veces por semana.

Si quieres incrementar los resultados, este tratamiento debe complementarse con una dieta equilibrada y un estilo de vida de bajo estrés, ya que son factores que influyen en la salud del cabello.

Para combatir la caspa

Tanto el aceite de coco como el aloe vera poseen propiedades bactericidas y fungicidas que ayudan a combatir la caspa de forma natural, eliminando infecciones de hongos y bacterias.

El uso de mascarillas con estos ingredientes alivian el enrojecimiento y disminuye el picor, a la vez que nutre e hidrata las fibras capilares.

Ingredientes necesarios:

  • Aceite esencial de árbol de té (6 gotas).
  • Gel de aloe vera (1 cucharada).
  • Aceite de coco (1 cucharada).

Cómo usarlo:

  • Mezcla todos los ingredientes.
  • Extender por el cuero cabelludo y las zonas afectadas por la caspa.
  • Frotar bien.
  • Cubrir melena y esperar media hora a que haga efecto.
  • Retirar el exceso con agua abundante y repetir el tratamiento dos o tres veces a la semana.

Tratamiento con aceite de coco para los piojos

El uso de este aceite en el cabello también es muy efectivo contra las liendres y los piojos. Además, su eficacia se incrementa notablemente cuando se combina con aceite de árbol de té. Hay quienes incluso lo prefieren que otros productos comerciales para combatir esta afección.

Ambos aceites tienen propiedades antibacterianas que actúan contra estos parásitos tan molestos matándolos al entrar en contacto con ellos.

Ingredientes necesarios:

  • Aceite de árbol de té (7 gotas).
  • Aceite esencial de lavanda (4 gotas).
  • Aceite de coco puro (2 cucharadas).

Modo de uso:

  • Mezcla todos los ingredientes e impregnar bien el cuero cabelludo.
  • Esperar durante 50 minutos mientras actúa.
  • Enjuagar con un champú anti-piojos y secar con un secador.
  • Si tienes a alguien que pueda ayudarte, que revise tu cabeza para eliminar los piojos que queden vivos.
  • Repite el proceso 2 o 3 veces cada semana hasta que desaparezcan por completo.

Olvídate de comprar productos de Mercadona, Lidl o Carrefour a bajos precios y aprovecha estos remedios caseros para lucir un pelo cuidado de forma totalmente natural.

Si te han gustado estos consejos sobre cómo usar el aceite de coco para el pelo, a continuación te recomendamos que leas otros parecidos en la sección de remedios caseros para el pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*