Vitaminas para el cabello y la piel

Una de las partes que más nos estimamos a nivel estético es tanto el pelo como la piel del rostro y el cuerpo. Por eso existen tantos cuidados. Por un lado, queremos frenar la caída capilar para no sentirnos viejos por culpa de la calvicie; por otro, las arrugas nos hacen pensar en lo rápido que pasa la vida, y en lo que nos gustaría volver a la juventud. En este artículo conocerás un remedio efectivo que retrasarán el envejecimiento considerablemente: las vitaminas para el cabello, la piel y las uñas.

Vamos a comenzar viendo las propiedades de las vitaminas y luego nos centraremos en las aplicaciones específicas del pelo, la dermis, así como los beneficios que aportan a cada uno.

Vitaminas para el pelo

vitaminas para el cabello y la piel

Muchas personas en esta sociedad no se alimentan adecuadamente, lo que termina por afectar físicamente con cansancio, obesidad y, por supuesto, la caída del cabello. Las vitaminas son unos de los nutrientes que, en deficiencia, favorecen la alopecia, al igual que los minerales. Usarlas como complemento puede retrasar dicha caída y que crezca, fortalecer las raíces y darle un mejor aspecto a tu pelo, revitalizado y fortalecido. Fíjate en todas las propiedades de cada una.

Vitamina A

La vitamina A no solo es buena para la vista, también interviene en rutas metabólicas para regular la secreción de sebo, unas concentraciones adecuadas combaten la formación y acumulación de caspa, dando un aspecto más lúcido al cabello. De esta forma, es una luchadora contra la calvicie y la caída prematura de los filamentos pilosos.

Sin embargo, a veces el problema no radica en un bajo consumo de la vitamina A, sino en otros factores que impiden su correcta absorción, como el alcohol o el tabaco. Fumar afecta gravemente a la salud de tus pelos, teniendo en cuenta si aprecias esa maravillosa melena que tanto te caracteriza.

 Complejo B, C y E

Todas ellas son de tipo antioxidante. Evitan el envejecimiento de las células o, mejor dicho, lo retrasan lo máximo posible. Estas vitaminas se encargan de oxigenar los folículos pilosos, mejoran la síntesis de colágeno, restablecen las fibras del cabello seco o graso, y suponen un nutriente esencial.

Por su parte, la vitamina C y el tocoferol median en la prevención de los radicales libres, que provocan la muerte celular y la caída del pelo. También son antibacterianos, por eso muchos champús, acondicionadores y otros cosméticos capilares las emplean como conservantes naturales, junto a compuestos hidratantes como los aceites vegetales, o en mascarillas caseras como ingrediente nutricional extra.

Finalmente, tanto la biotina como el ácido fólico previenen la alopecia y hay que controlar los déficit por falta de ingesta. Todas ellas sirven para hacer crecer el pelo más rápido que si son ausentes.

argán con vitaminas para un pelo liso

En resumen, las vitaminas:

  • Promueven un cabello sano, fuerte, sin encrespamiento.
  • Actúan como antioxidante manteniendo las células vivas durante más tiempo.
  • Conservan la salud de los folículos pilosos, y cuidan cada filamento desde la raíz hasta las puntas.
  • Reducen las probabilidades de sufrir calvicie.

Para gozar de un pelo sano no es necesario tomar suplementos vitamínicos, simplemente debes alimentarte bien, con una dieta equilibrada que aporte la concentración adecuada de nutrientes. En caso de tener una carencia, sí podría ser necesaria una ayuda con dicho suplemento.

Más consejos para prevenir la caída capilar

No hace falta confesarlo, hombres y mujeres: a nadie nos gustaría quedarnos calvos. Afectará gravemente a nuestro estado de ánimo, y aparte de ayudarte con suplementos que encontrarás en farmacias, puedes guiarte por estos otros consejos que alargarán la vida de tu melena:

  • Evita a toda costa el estrés en las relaciones y el trabajo.
  • Deja de fumar y otros malos hábitos como las drogas o el alcohol.
  • Aliméntate correctamente.
  • Haz ejercicio todos los días y medita para controlar tu mente. Este último “tip” te servirá para reducir las presiones del punto 1.
  • Acude a un médico en caso de sufrir una alteración hormonal.
  • Aplica mascarillas capilares naturales con continuidad. Aquí te enseñamos a hacerlas, fáciles y efectivas.

> Conoce a fondo por qué sufres caída del cabello <

También existen productos específicos para perros y otras mascotas.

Vitaminas para la piel, la cara y las uñas

Las vitaminas también son muy efectivas en el cuidado facial y corporal. Con las inclemencias climáticas y el paso del tiempo, la piel del rostro va cogiendo flacidez, las arrugas aparecen y las uñas se estrían.

Emplear cosméticos antioxidantes contribuye no a rejuvenecer la cara, sino a prevenir el envejecimiento prematuro. Emplea un tratamiento facial cada día, y cuida tus uñas para no arrepentirte más adelante. La alimentación equilibrada y una buena hidratación son esenciales.

El uso de aceites naturales como la rosa mosqueta (ver propiedades), las almendras dulces (ver propiedades) o el aceite de oliva (ver propiedades) son muy beneficiosas para el cutis, ya que poseen altas concentraciones de vitamina C, E, A y B, cada una de las cuales ejercerá su respectiva función en la dermis. Además, puedes combinar estos aceites con una crema hidratante para darle más poder nutritivo.

Relacionado:

Imagen cortesía de cbsnews.com. Si te ha resultado interesante estos consejos sobre cómo utilizar las vitaminas para el cabello y la piel, a continuación te sugiero que leas nuestra categoría de remedios naturales para el pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*